miércoles, 19 de agosto de 2015

hiperacusia tratamiento causas

sensibilidad al ruido , hiperacusia , hipersensibilidad a los sonidos.
En este nuevo artículo:
Que es la hiperacusia?
Pruebas para el diagnóstico de la hiperacusia
Diferentes tipos de hiperacusia :reclutamiento coclear, hiperacusia central, misofonia, hiperacusia periférica, fonofobia.
Causas de la hiperacusia
Síntomas de una persona con hiperacusia
Pruebas autoevaluables : test hiperacusia o hipersensibilidad al sonido
Opciones de tratamiento
Recomendaciones


¿Que es la hiperacusia?

La definición más clásica nos comenta la hiperacusia es la disminución a la  tolerancia de los sonidos del ambiente, los habituales de nuestra casa, calle, la ciudad, la naturaleza, conversaciones. La música. Los sonidos no tienen porque ser altos o de elevado volumen,  la hiperacusia se da con sonidos de volumen normal. Incluso en sonidos de bajo volumen inferior a 45 decibelios.

Podemos resaltar que la HIPERACUSIA es una sensibilidad, una HIPERSENSIBILIDAD al sonido, el oído pierde su rango dinámico, que puede presentarse lentamente, en este primer caso correlaciona con los acúfenos, durante un tiempo largo en su evolución y desarrollo muchas personas son especialmente sensibles a determinados ruidos y pasado un tiempo se desarrollan acúfenos (zumbidos en los oídos), por otra parte otras son repentinas, de la “noche a la mañana” sucede a menudo en personas que tienen tínnitus previamente , la persona sufre un proceso de que cualquier volumen de sonido le afecta especialmente, le parece elevado y hasta el sonido se puede hacer doloroso, en los casos más severos.

La hiperacusia se presenta de diferentes formas y aunque se tiende a llamar a todo igual, es un síntoma que debemos diferenciar claramente su origen con el fin de acceder a tratamiento diferencial, lo que garantizaría un resultado optimo, y una mejoría significativa en el tiempo.
 Reclutamiento coclear
 Hiperacusia periférica
 Hiperacusia central
 Misofonia
 Fonofobia

Insistimos nuevamente en el siguiente planteamiento: Las causas de los distintos tipos de hiperacusia son diferentes en evolución y sintomatología , es necesario situar a cada paciente donde corresponde al fin de ofrecer un tratamiento diferencial que pueda contribuir a la superación de esta condición y buen pronóstico acompañado de evolución favorable.


Umbral de malestar

La hiperacusia se determina mediante el umbral de malestar, considerando como normalidad una tolerancia sonora de 100 o más dB, sin presentar molestias.

Pruebas para el diagnóstico de la hiperacusia

Se disponen de una serie de pruebas otorrinolaringológicas que puedan ayudar a centrar el tema, y que toda persona con hiperacusia debe de realizar, para tener un diagnostico diferencial:

Audiometria
Test de umbrales de disconfort audiologico
Test para la medición del reclutamiento coclear
Entrevista exhaustiva, para analizar las sensaciones de la persona, repaso de la historia clínica y evolución.
Analisis de sangre: déficit de vitamina B12, serotonina
Test de hiperacusia
THI , si la persona también tiene tínnitus (acúfenos)

Son pruebas diagnósticas asequibles, fáciles de hacer, poca inversión de tiempo, precisas y necesarias para un correcto enfoque.

Es necesario comentar que muchas veces la hiperacusia de cualquier etiología se supera de una forma natural, pero al menos un subgrupo de pacientes empeora en el tiempo, y es necesario una intervención rápida para solventar el problema.

Diferentes tipos de hiperacusia

Reclutamiento coclear, se da en las personas que tienen pérdida auditiva de percepción o transmisión.

la zona alterada es la encargada de la transmisión de la onda sonora. La causa se sitúa en el oído externo o medio, también las producidas por lesión de la trompa de Eustaquio, que es un conducto que une el oído medio con la faringe.

 Hay una deficiencia de la transformación de energía en forma de ondas sonoras a ondas mecánicas en el oído interno por lesiones localizadas en el oído externo y/o en el oído medio.

Todo problema en el oído externo o medio que impida que el sonido se transmita adecuadamente se conoce como pérdida auditiva conductiva o de transmisión. Las pérdidas auditivas conductivas son generalmente de grado leve o moderado, oscilando entre los 25 y los  65  decibelios.

En algunos casos, la pérdida auditiva conductiva puede ser temporal. Dependiendo de la causa específica del problema, se puede solucionar con medicación o cirugía. La  pérdida auditiva conductiva se puede corregir también con un audífono o un implante de oído medio.

Por tanto debe diferenciarse a la hiperacusia del fenómeno conocido como reclutamiento coclear, que consiste en una combinación de hipoacusia e incremento de la percepción del sonido, luego de ciertos niveles de volumen sonoro, En el reclutamiento solo los sonidos de volumen elevados molestan, en la hiperacusia molesta cualquier sonido. 

Hiperacusia periférica
Va asociada al ruido de alta intensidad sonora, correlaciona mucho con las personas que tienen tínnitus por trauma acústico, tanto agudo como crónico, se produce un fallo en el propio mecanismo del oído para protegerse de forma natural contra el ruido.
Patologías relacionadas con  hiperacusia periférica:
trauma acústico
ototoxicidad de fármacos
reaccion a la ingesta de productos venenosos
traumatismo cerrado de craneo
latigazo cervical
uso frecuente de tapones auditivos
meningitis
enfermedad de meniere
enfermedad de Lyme


Hiperacusia central
Habría diferentes tipos:

Hiperacusia central armónica, que solo se da en persona con tínnitus,  se tiene especial sensibilidad a determinados sonidos, aquello que son armónicos a las frecuencias donde hay una pérdida auditiva.

Este hecho es muy significativo, y nos da mucha información sobre el tipo de acúfeno y la causa, asi como la frecuencia de emisión (como suena tu propio acúfeno, sus características acústicas).

Estamos ante un tinnitus primario, debido a una hipoacusia neurosensorial, por algunas de las siguientes causas : envejecimiento, exposición repetida a ruido excesivo sin protección auditiva adecuada, enfermedades como paperas, esclerosis múltiple o enfermedad de Ménière, medicamentos (por ejemplo cisplatino, quinina o ciertos antibióticos) ó rubeola adquirida durante el embarazo entre otras.

Lo que sucede es una pérdida auditiva que ocurre cuando las células ciliadas en la cóclea (oído interno) se dañan y el sonido no llega al cerebro, en donde se procesa. Cualquier sonido emitido en las frecuencias próximas a las dañadas  hace aumentar el acúfeno, ya que las neuronas encargadas de la descodificación de la frecuencia  no encuentran la misma y el cortex auditivo emite el acúfeno con mayor intensidad,

En este caso tenemos acúfeno más hiperacusia asociada a las frecuencias del propio zumbido y armónicos respectivos. 

Incluso podíamos averiguar con simples matemáticas que sonidos son especialmente sensibles en tu caso a aumentar el acúfeno. f=1/T , s-1=1/s. Si nos molesta un sonido que emite frecuencia 2000 hz, eres sensible a aumentar el acúfeno a todo sonido emitido en 2000, 4000, 6000, 8000, 10.000, 12.000 hz...de frecuencia principal y armónicos. La audiometria también nos señalaría los puntos de caída.


Patologías relacionadas con hiperacusia central armónica: 
trauma acústico
cualquier tipo de pérdida auditiva: neurosensorial, trasmisión, mixta.

Hiperacusia central simple, para personas con tínnitus o sin tínnitus que son sensibles a cualquier sonido en intensidades que no afectan a personas sanas.

Se considera que esta patología se debe a una hipersensibilidad global central al sonido, de manera que las ondas del sonido que llegan al oído interno son sobre-amplificadas en su camino al cerebro o bien por el cerebro mismo.
Patologías relacionadas con hiperacusia central
migraña
depresión
deficiencia de vitamina B12
deficiencia de serotonina
sindrome de abstinencia a determinados fármacos, principalmente benzodiacepinas
enfermedad de Tay Sachs
sindrome de fatiga crónica
autismo
estrés post traumático 
epilepsia

Fonofobia es una condición mental en la que el paciente tiene miedo extremo (fobia) a ciertos sonidos, que asocia a "algo malo", y como resultado de estos pensamientos erróneos perciben los sonidos mucho más intensos de lo que son, independientemente de la intensidad sonora en que se manifiesten. 

 Misofonía es la sensación subjetiva de molestia al sonido, que no provoca miedo extremo, se trata de una actitud negativa ante el sonido. 

Estas últimas 2 entidades son reacciones psicológicas al sonido.

Generalmente la hiperacusia esta más presente en personas con una audición normal menos de 20 decibelios de pérdida frecuencial, o en aquellas personas con hipoacusia leve no superior a 35 db de perdida frecuencial, es más improbable en personas con perdida moderada, severa. Por tanto la sordera o pérdida audición es un mecanismo que protege la aparición de la hiperacusia en la mayoría de los casos.

Las personas con acúfenos suelen presentar hiperacusia asociada en un primer momento, la cual suele remitir sin ningún tratamiento especifico, no obstante existe un subgrupo de personas con tínnitus, aquellos con audición normal o ligeramente disminuida que suelen presentar hiperacusia rebelde y adversa, que precisa de un abordaje terapéutico inmediato con el fin de evitar su curso crónico.

Una persona puede convivir, habituarse y desensibilizarse del tínnitus, pero no de la hiperacusia, esta condición es más adversa e incapacitante que el propio acúfeno, ya que el oído es especialmente sensible a cualquier ruido de intensidades casi mínimas.

Síntomas de una persona con hiperacusia:

Acúfenos
Saturación de oído, sensación de tapado, colmado
Dolor interno , solo en hiperacusia severa

pruebas autoevaluables hiperacusia

test hiperacusia, prueba de hipersensibilidad a los sonidos, autoevaluable

Tratamientos

3 opciones terapéuticas:

*Elevar el nivel de serotonina en sangre

tomar suplementos de triptófano
Benzodiacepinas: lorazepam, clonacepam en dosis bajas
Antidepresivos del grupo ISRS
medicamentos para la migraña: venlafaxina, topiramato, beta-bloqueantes
anticonvulsivos: gabapentina, oxcarbazapina , levetiracetam 

*Terapias sonoras

 música con muesca , para hiperacusia central armónica el blog ha diseñado varias terapias sonoras para tratamiento del tínnitus (acúfenos)  con pérdida auditiva. Terapia sonora balanceada y equilibrada en  frecuencias  y armónicos , se utiliza software profesional de edición musical digital  en alta calidad.                    Consulta y asesoramiento personalizado

el blog como es habitual ofrece siempre a los lectores la posibilidad y alternativa  de realizar  su propia música con muesca,  consulta :

ejemplo práctico de como realizar tu propia musica con muesca

fundamentos terapia música con muesca y programas de software de edición musical


enlaces a otras propuestas del tratamiento hiperacusia con amplias referencias en el blog
 tres terapias sonoras para la hiperacusia
 terapia de discriminación auditiva
 terapia de campo abierto
 música clásica

Son tratamientos largos en el tiempo, los resultados no son inmediatos. 

*Laser

Contradice la terapia sonora,  técnica de estimulación mecánica basada en el sonido que intenta habituar el cortex auditivo a la tolerancia de mayores intensidades de ruido.  El láser intenta la estimulación de la coclea, en algunas web comentan la regeneración, me quedo mas con el primer término : estimulación. Es un procedimiento costoso, 1250€ que no esta al alcance de cualquiera.


1 recomendación
Protección auditiva en lugares, un buen uso y no un abuso. Tapones auditivos información
Ejercicio físico moderado diario, no intenso
Evite fatigarse en exceso
Procuré dormir lo suficiente
Evite tomar estimulantes del sistema nervioso: cafeina, nicotina, chocolate. alcohol
Procure no tomar medicamentos ototóxicos








Otin & Lucas.  artículo nº 159

Artículo dedicado a D. Gabriel Gil Ortega




D.   M A J .  Otín

Experto en Salud Auditiva

Complemento mi actividad profesional con mi pasión por la docencia, la divulgación médica, científica e investigación en el síntoma del tínnitus (acúfenos)  a través de este blog , donde espero que encontréis información útil, y siempre con mi disposición personal de ayuda, consejo, orientación independiente  para todas las personas que tenemos acúfenos. 


Consultor tratamiento diferencial en tínnitus (acúfenos)
La integración en su formación de  las disciplinas  de psicología,  educación y medicina, entre otras, hacen del counseling una profesión única que permite a los profesionales usar un abordaje multidimensional que atiende holísticamente (integralmente) las necesidades de los pacientes y la formación continua de los profesionales del área de salud en el campo del síntoma de los acúfenos.
El counseling  es una profesión de las ciencias de la salud con plena autonomía y caracterizada por su propio cuerpo de conocimientos, experiencia y práctica profesional.


El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog ACUFENOS LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

fuentes de consulta

acúfenos la puerta de la esperanza http://otinylucas.blogspot.com.es/
www.clinicajuancarrero.net
http://centrodeacufenosbuenosaires.blogspot.com.es/
• Andersson, G., N. Lindvall, et al. (2002). "Hypersensitivity to sound (hyperacusis): a prevalence study conducted via the Internet and post." Int J Audiol41(8): 545-54.
• Attias, J., I. Zwecker-Lazar, et al. (2005). "Dysfunction of the auditory efferent system in patients with traumatic brain injuries with tinnitus and hyperacusis." J Basic Clin Physiol Pharmacol 16(2-3): 117-126.
• Cherry, J. R. and M. J. Brown (1996). "Relief of severe hyperacusis and diplacusis in a deafened ear by cochlear labyrinthectomy." J Laryngol Otol110(1): 57-8.
• de Klaver, M. J., M. A. van Rijn, et al. (2007). "Hyperacusis in patients with complex regional pain syndrome related dystonia." J Neurol Neurosurg Psychiatry 78(12): 1310-1313.
• Geisser, M. E., J. M. Glass, et al. (2008). "A psychophysical study of auditory and pressure sensitivity in patients with fibromyalgia and healthy controls." J Pain 9(5): 417-422.
• Goldstein, B. and A. Shulman (1996). "Tinnitus - Hyperacusis and the Loudness Discomfort Level Test - A Preliminary Report." Int Tinnitus J2: 83-89.
• Hwang, J. H., P. H. Chou, et al. (2009). "Brain activation in patients with idiopathic hyperacusis." Am J Otolaryngol 30(6): 432-434.
• Jastreboff, P. J. and M. M. Jastreboff (2000). "Tinnitus Retraining Therapy (TRT) as a method for treatment of tinnitus and hyperacusis patients." J Am Acad Audiol11(3): 162-77.
• Katzenell, U. and S. Segal (2001). "Hyperacusis: review and clinical guidelines." Otol Neurotol22(3): 321-6; discussion 326-7.
• Klein, A. J., B. L. Armstrong, et al. (1990). "Hyperacusis and otitis media in individuals with Williams syndrome." J Speech Hear Disord55(2): 339-44.
• Marriage, J. and N. M. Barnes (1995). "Is central hyperacusis a symptom of 5-hydroxytryptamine (5-HT) dysfunction?" J Laryngol Otol109(10): 915-21.
• Nields, J. A., B. A. Fallon, et al. (1999). "Carbamazepine in the treatment of Lyme disease-induced hyperacusis." J Neuropsychiatry Clin Neurosci11(1): 97-9.
• Pfadenhauer, K., H. Weber, et al. (2001). "[Central hyperacusis with phonophobia in multiple sclerosis]." Nervenarzt72(12): 928-31.
• Sammeth, C. A., D. A. Preves, et al. (2000). "Hyperacusis: case studies and evaluation of electronic loudness suppression devices as a treatment approach." Scand Audiol29(1): 28-36.
• Szczepaniak, W. S. and A. R. Moller (1996). "Effects of (-)-baclofen, clonazepam, and diazepam on tone exposure-induced hyperexcitability of the inferior colliculus in the rat: possible therapeutic implications for pharmacological management of tinnitus and hyperacusis." Hear Res97(1-2): 46-53.
• Vernon, J. A. (1987). "Pathophysiology of tinnitus: a special case--hyperacusis and a proposed treatment." Am J Otol8(3): 201-2.